dijous, 24 de març de 2011

QUÈ FEM?. Festa de la Banca Cívica . Dissabte 26 de Març al Parc de la Ciutadella de Barcelona


Banca Cívica organiza este sábado, 26 de marzo, el primer Punto de Encuentro de este año que se celebra en Barcelona. La jornada que tiene como escenario el Parque de la Ciudadela, va a contar con la participación de 106 entidades sociales.

Entre las 11.00 y las 19.00 horas, las entidades sociales instaladas en stands divulgarán sus proyectos buscando el apoyo social de clientes y nuevos clientes de Banca Cívica para sacar adelante sus causas. Banca Cívica tiene implantado un modelo diferente de hacer banca que consiste en que los clientes conocen cuánto dinero gana la entidad con cada uno de ellos (transparencia) y deciden a qué proyectos sociales quieren destinar una parte del beneficio que generan (participación). Conseguir el mayor respaldo de clientes de Banca Cívica a sus proyectos significa obtener más ingresos para realizarlos.

La jornada cuenta también con diversas actividades lúdicas para todas las edades, entre las que cabe mencionar, música, baile, teatro, poesía, moda, magia…

HAITI: PAÍS DE LA ESPERANZA. Esther Ibáñez Izquierdo.

Hoy inicio un viaje, tan solidario como egoísta al mismo tiempo y digo egoísta, porque espero que esta experiencia me haga sentir mejor persona en un futuro. Encontrar un camino que me haga ver la otra realidad que existe lejos de las comodidades que veo y vivo cada día.
 
Desde el momento en que dijeron en la ONG NPH que contaban conmigo, estos días han sido una cuenta atrás llenos de ideas, pensamientos e ilusiones, pero sobre todo, llenos de miedos y preguntas sin respuestas, porque… estoy realmente preparada para esta experiencia?. Sé que lo que encontraré allí, será infinitamente mucho más duro de lo que he imaginado y de lo que me han podido contar los que allí han estado, pero… Cuánto más? Realmente se puede medir el hambre, la enfermedad, el miedo, el dolor, la desolación o la muerte?. Dicen que no existe ningún otro lugar en el mundo donde la línea divisora entre dos países se pueda ver como dibujada a lápiz perfectamente desde el aíre. Cuando hablamos de fronteras, pensamos en esas líneas imaginarias que separan dentro de nuestras cabezas un país de otro. Pero eso no pasa cuando hablamos de Haití y Santo Domingo. Esa línea está trazada a fuego en sus tierras. A la derecha, bosques, árboles, fauna, vida… a su izquierda deforestación absoluta, sequía y hambre. Eso es lo que nos encontramos al llegar a la frontera de Haití, un paisaje absolutamente desolador. 
 
Las cifras de este país, reflejan una realidad muy dura y distinta a la que estamos acostumbrados. El 98% de su territorio se encuentra absolutamente deforestado. Se calculan unos 316.000 muertos a causa del terremoto que arrasó el país el pasado 12 de Enero de 2010. Más de 350.000 mutilados, 1.500.000 de personas sin hogar e incontables heridos leves y desaparecidos. Eso sin olvidar que ascienden ya a casi 5000 los muertos por el cólera.
 
Todo ello ha convertido a Haití en uno de los países más pobres del mundo y el primero sin lugar a dudas del Continente Americano. Con estas cifras, pensaríamos que estamos hablando de un gran país, pero por el contrario la comparación es tan increíble como decir que consta de una superficie del tamaño ligeramente inferior a Galicia y que tiene una superpoblación de más de 10 millones de personas. 
De lo que no cabe duda es que la esperanza esta puesta en los niños. Ellos son los auténticos supervivientes y el gran y único potencial que tiene el país hoy en día. Para saber la labor que está haciendo NPH en Haití con los niños, tenemos que visitar sus campamentos, escuelas, hogares, centros de rehabilitación y atención a los discapacitados, en ellos, atienden, dan techo, comida, educación y lo que es más importante, cariño, mucho cariño, a unos niños que lo han perdido todo. 
Si paseas por Puerto Príncipe, aunque solo sean 10 minutos, te das cuenta de que lo que realmente hace NPH en Haití, es construir sueños, sueños en forma de esperanza, en forma de futuro, de formación y valores y esos sueños están allí porque yo los he visto. Están en los ojos de cada niño, niños que nada más llegar te roban el corazón, sus risas, sus bailes y la alegría que desprenden es algo indescriptible. Niños que solo te piden que les cojas en brazos, un roce en sus mejillas, un abrazo o un simple beso. Algunos de los más pequeños, ya dan sus primeros pasos y balbuceaban sus primeras palabras, todo ello sin ser conscientes aún de la realidad que vivirán detrás esos muros que les hoy les protegen. Aquí comenzó en mí un sentimiento de no entender nada… por qué, como se pregunta mucha gente, no podíamos llevarnos a esos niños? Por qué teníamos que dejarlos allí sin saber hasta cuando lograrán, algunos de ellos superaran las pruebas que les pondrá la vida?
Realmente es mejor esa vida, solo por seguir atados a sus raíces y su tierra que la que yo pueda darles? Pero cuando el corazón se repone, entiendes que la despoblación no es la solución, si nos llevamos a esos niños, qué dejamos en el país? Quién va a levantarlo e intentar darle el futuro que se merece? Esos niños quieren su tierra, su cultura y su gente, lo único que piden a gritos es una mano amiga que les ayude a superar lo que hoy en día tienen, con un simple plato de comida, escuela y agua potable.

Cuando estás en una de las escuelas que NPH tiene en Kenscof, situadas en las montañas, alejada de la devastación absoluta que existe en la capital. Te das cuenta de que hay tantos niños aquí, que no te alcanza la vista a divisar el final cuando les hacen formar para cantar y bailar todas las mañanas antes de entrar en clase. Si les preguntas, cada uno de ellos tiene un sueño, ser médico, electricista, presidente del país o profesor. A esa edad sus sueños son iguales que los de cualquier niño de otro país. Pero cuando sales de los “Oasis de NPH en Kenscof” y te acercas hacia la capital, el paisaje va cambiando por completo, del frío de las montañas, empiezas a sentir el calor intenso, el ambiente enrarecido, el hedor de sus calles y las secuelas del terremoto que aún hoy se puede ver reflejado en sus calles. 
 
La gente vive entre la basura y los escombros, mientras los niños corren por las calles que más bien parecen vertederos. Y es que cuando ni el Palacio Presidencial, su símbolo más robusto y preparado del país se ha mantenido en pie y ha caído frente a ellos, es sobrecogedor ver cómo quedó el resto. Al ver esto te das cuenta de que probablemente el mayor problema en Haití hoy, sea estar vivo! Porque cuando esta realidad te envuelve los 360º de tu cuerpo, cuando ves un niño que muere dentro de una simple bolsa de plástico, sin una madre que le llore, o a una mujer que se desmorona, alzando sus gritos al aire, pidiendo una explicación, para lograr entender porque ha perdido a su pareja, a su compañero… Realmente en ese momento, te das cuenta de que algo esta pasando y de que tal vez nosotros, no estamos haciendo todo lo está en nuestras manos. 
 
Qué son 80 céntimos diarios del apadrinamiento de un niño, si con ese dinero se ayuda a que esta angustia sea más llevadera, más humana, más digna o incluso en algunos casos evitable? Al empezar este viaje, pensé que iba a regalar cariño, mimos, besos y caricias a todos los niños que pudiera y a la hora de marcharme me doy cuenta, de que todo eso, ha sido lo que me han regalado ellos a mí. Con lágrimas en las mejillas dejo este país y me despido, pero nunca para siempre porque sé que nunca, jamás podré guardar en un texto o en unas fotos todo lo que he sentido en este viaje. Me marcho sintiéndome atada a él para siempre, por todo lo que si darse cuenta su tierra, su gente y NPH me ha dado y enseñado. 
 
Al dejar España, pensé que venía a un país muy pobre, pero ahora me doy cuenta de que la pobre era yo. Este país es hasta hoy el más rico que he conocido nunca, rico en ilusiones, en esperanza, en cariño, en sentimientos, rico en bondad de sus gentes y NPH ayuda hacerlo un poco más rico cada día si cabe y lo hace sin lujos, sin ostentaciones, lo hace con el cariño y con su apoyo diario a todos los haitianos que hoy confían en ellos.

Muchos de nosotros somos solidarios desde el pensamiento, únicamente cuando vemos imágenes en televisión que nos conmueven, pero al apagarla, esa solidaridad se desvanece. Hemos de aprender a ser solidarios desde el corazón y dejar de pensar que los que tienen que ayudar son los que más tienen y por eso ellos son los que más deben donar. No es mejor persona el que más dona, si no el que dentro de sus posibilidades tiende un mano a quien lo necesita y le hace saber que al otro lado de esos muros y fuera de esas fronteras que probablemente ellos nunca podrán cruzar, hay un corazón amigo que les da todo lo que les puede dar.

“Desde que el mundo es mundo, después del primero, siempre va el segundo”.
En algún punto entre Haití y Santo Domingo.
07 Marzo 2011.
Esther Ibáñez Izquierdo.

divendres, 18 de març de 2011

Los jesuitas españoles usan internet para potenciar la oración 'Rezando voy' pondrá cada día en la red propuestas para incentivar el rezo entre los internautas católicos

Los jesuitas españoles usan internet para potenciar la oración

'Rezando voy' pondrá cada día en la red propuestas para incentivar el rezo entre los internautas católicos

 Valladolid (EFE).- La Compañía de Jesús, fundada en el siglo XVI por San Ignacio de Loyola (1491-1556), se ha sumado al apostolado virtual mediante la página de internet Rezando voy. La web se activará el próximo 9 de marzo (miércoles de Ceniza) desde España, e invitará a los creyentes a meditar a través de la oración.

El proyecto va dirigido a los católicos de habla hispana y pretende aprovechar las nuevas tecnologías para potenciar la búsqueda de Dios mediante la palabra revelada en las sagradas escrituras. La iniciativa se ha gestado desde Valladolid y se inspira en un proyecto similar de los jesuitas ingleses.

Los internautas que accedan a la página de Rezando voy dispondrán a diario de una propuesta de oración en formato audio, de descarga "absolutamente gratuita", con una duración aproximada de diez minutos, según ha explicado el sacerdote José María Rodríguez, coordinador del proyecto.

Las nuevas tecnologías "resultan imprescindibles en la sociedad actual, están llenas de posibilidades y la Iglesia no puede resultar ajena. La cuestión es aprovecharlas bien y de una manera válida", ha añadido este religioso ovetense de 40 años acerca de la potencialidad de internet, sobre la cual se ha pronunciado el Papa recientemente a través de una carta "espectacular, muy buena".

"No todo es oro, pero tampoco es fuego" en el ámbito de internet, ha resumido este jesuita sobre lo que ha considerado una "fuerte apuesta" de la Iglesia en ese ámbito.

El esquema básico de esa propuesta de oración on-line consiste en una breve introducción del día, generalmente asociada al calendario litúrgico, continúa con la lectura del Evangelio preceptivo de esa jornada o de cualquier otro texto, se encadena con una serie de preguntas abiertas "para que el internauta reflexione en función de su situación o experiencia personal", y finaliza con una conclusión.

Todo ello con el fondo de música previamente seleccionada y cedida gratuitamente por casas discográficas para evitar el pago de canon o derechos de autor.

La página únicamente se sostiene con la ayuda de dos editoriales de temática religiosa: Sal Terrae y Mensajero, según ha precisado Rodríguez. En ella trabaja un equipo de veinticinco personas, religiosos y seglares de diversas partes de España, que escogen los textos y las músicas que luego envían a Valladolid a través de internet, donde adquieren la forma definitiva antes de ser colgados en la red dentro de la fecha correspondiente.

"La idea es que la oración diaria permanezca en pantalla al menos durante dos semanas. De momento ya tenemos material hasta el mes de junio y en breve recibiremos las propuestas hasta septiembre", ha informado el sacerdote.

El Evangelio como forma de vida subyace dentro de una iniciativa que en breve se adaptará a los creyentes de Hispanoamérica, para lo cual ya se han establecido contactos con universidades de varios países de la zona.

Alrededor de 1.500 religiosos componen la Provincia Jesuita de España, subdividida a su vez en los distritos Tarraconense, Bética, Loyola, Aragón y de Castilla. Todos ellos gestionan en la actualidad un proyecto de fusión o de unión que deberá estar culminado, como máximo, en 2016.

¿QUÉ MUNDO VAMOS A DEJAR A NUESTROS HIJOS? ME IMPORTA MUY POCO . LEOPOLDO ABADÍA

Leopoldo Abadía (Zaragoza, 1933), profesor y escritor español conocido por su análisis de la crisis económica actual, firma el artículo siguiente: 
 
Foto treta del blog Diseños católicos
¿QUÉ MUNDO VAMOS A DEJAR A NUESTROS HIJOS? ME IMPORTA MUY POCO 

Me escribe un amigo diciendo que está muy preocupado por el futuro de sus nietos. Que no sabe qué hacer: si dejarles herencia para que estudien o gastarse el dinero con su mujer y que "Dios les coja confesados".  Lo de que Dios les coja confesados es un buen deseo, pero me parece que no tiene que ver con su preocupación.  En muchas de mis conferencias, se levantaba una señora (esto es pregunta de señoras) y decía esa frase que me a mí me hace tanta gracia: "qué mundo les vamos a dejar a nuestros hijos?"

Ahora, como me ven mayor y ven que mis hijos ya están crecidos y que se manejan bien por el mundo, me suelen decir "qué mundo les vamos a dejar a nuestros nietos?" Yo suelo tener una contestación, de la que cada vez estoy más convencido:  "y a mí, qué me importa?!"  Quizá suena un poco mal, pero es que, realmente, me importa muy poco. 
Yo era hijo único. Ahora, cuando me reuno con los otros 64 miembros de mi familia directa, pienso lo que dirían mis padres, si me vieran, porque de 1 a 65 hay mucha gente. Por lo menos, 64.  Mis padres fueron un modelo para mí. Se preocuparon mucho por mis cosas, me animaron a estudiar fuera de casa (cosa fundamental, de la que hablaré otro día, que te ayuda a quitarte la boina y a descubrir que hay otros mundos fuera de tu pueblo, de tu calle y de tu piso), se volcaron para que fuera feliz. Y me exigieron mucho. Pero qué mundo me dejaron? Pues mirad, me dejaron:

1. La guerra civil española
2. La segunda guerra mundial
3. Las dos bombas atómicas
4. Corea
5. Vietnam
6. Los Balcanes
7. Afganistán
8. Irak
9. Internet
10. La globalización

Y no sigo, porque ésta es la lista que me ha salido de un tirón, sin pensar. Si pienso un poco, escribo un libro. Vosotros creéis que mis padres pensaban en el mundo que me iban a dejar? Si no se lo podían imaginar!  Lo que sí hicieron fue algo que nunca les agradeceré bastante: intentar darme una muy buena formación. Si no la adquirí, fue culpa mía. Eso es lo que yo quiero dejar a mis hijos, porque si me pongo a pensar en lo que va a pasar en el futuro, me entrará la depre y además, no servirá para nada, porque no les ayudaré en lo más mínimo. 

A mí me gustaría que mis hijos y los hijos de ese señor que me ha escrito y los tuyos y los de los demás, fuesen gente responsable, sana, de mirada limpia, honrados, no murmuradores, sinceros, leales. Lo que por ahí se llama "buena gente". Porque si son buena gente harán un mundo bueno. Por tanto, menos preocuparse por los hijos y más darles una buena formación: 

que sepan distinguir el bien del mal,
que no digan que todo vale,
que piensen en los demás,
que sean generosos. . . .

En estos puntos suspensivos podéis poner todas las cosas buenas que se os ocurran.  Al acabar una conferencia la semana pasada, se me acercó una señora joven con dos hijos pequeños. Como también aquel día me habían preguntado lo del mundo que les vamos a dejar a nuestros hijos, ella me dijo que le preocupaba mucho qué hijos íbamos a dejar a este mundo.  A la señora joven le sobraba sabiduría, y me hizo pensar.

Y volví a darme cuenta de la importancia de los padres. Porque es fácil eso de pensar en el mundo, en el futuro, en lo mal que está todo, pero mientras los padres no se den cuenta de que los hijos son cosa suya y de que si salen bien, la responsabilidad es un 97% suya y si salen mal, también, no arreglaremos las cosas.

Y el Gobierno y las Autonomías se agotarán haciendo Planes de Educación, quitando la asignatura de Filosofía y volviéndola a poner, añadiendo la asignatura de Historia de mi pueblo (por aquello de pensar en grande) o quitándola, diciendo que hay que saber inglés y todas estas cosas.

Pero lo fundamental es lo otro: los padres.

 Ya sé que todos tienen mucho trabajo,  que las cosas ya no son como antes,  que el padre y la madre llegan cansados a casa,  que mientras llegan, los hijos ven la tele basura, que lo de la libertad es lo que se lleva,  que la autoridad de los padres es cosa del siglo pasado.  Lo sé todo. TODO. Pero no vaya a ser que como lo sabemos todo, no hagamos NADA.


Leopoldo Abadía.

P. D .
1. No he hablado de los nietos, porque para eso tienen a sus padres.
2. Yo, con mis nietos, a merendar y a decir tonterías y a reírnos, y a contarles las notas que sacaba su padre cuando era pequeño.
3. Y así, además de divertirme, quizá también ayudo a formarles.

ELS LLIBRES DEL MES DE....... MARÇ:......



20 valores que puede transmitir a sus hijos. Responsabilidad, autodisciplina, amabilidad, creatividad, honestidad, altruismo, empatía, respeto, justicia, humor, valor, lealtad, cortesía, armonía, paciencia, seguridad, tolerancia..


Los padres saben que son responsables de enseñar a sus hijos los hábitos de higiene, aprender a comer en la mesa, llevarles al colegio para que reciban formación, etcétera. Sin embargo, la verdadera educación de los niños se completa con la transmisión de valores que les permitirá convertirse en personas íntegras, vivir en armonía con los demás y distinguir entre lo que es bueno o malo para sí y los otros. Los autores de este libro nos ofrecen, precisamente, prácticas y sencillas maneras de transmitir a los hijos los valores morales necesarios para que aprendan el equilibrio entre sus deseos personales y las necesidades del grupo social. Valores como lealtad, honestidad, justicia, tolerancia, humor y muchos otros son expuestos en esta obra mediante una sencilla descripción, facilitando herramientas para su aprendizaje y claros ejemplos para su transmisión a los niños. Barbara C. Unell es editora de la revista Twins y Jerry Wyckoff es psicólogo, profesor y asesor en numerosos colegios.



"La educación de los hijos" es un breve libro en el que se recogen tres de los escritos dedicados especialmente a este tema, De la educación de los hijos, De la pedantería, De los libros, seleccionados en la magnífica obra Los ensayos del escritor, humanista, moralista y político francés Michel de Montaigne (1533-1592), cuya primera versión vio la luz en 1580, tras nueve años de intensa dedicación al estudio y la meditación.

Junto a su impresionante conocimiento y manejo de los clásicos, destaca la actualidad, hondura y sencillez de las palabras con que describe una de las labores por la que sintió auténtica vocación a lo largo de su vida. En su infancia se le rodeó de una educación extraordinaria, su primer idioma fue el latín, antes de saber una palabra de francés y a partir de ahí su vida se impregnó de lectura, estudio, reflexión, apertura e interés por el conocimiento humanístico.

Sus ideas están en la base de la pedagogía actual y siguen resultando absolutamente sugestivas, “es preciso que se impregne (el niño) del espíritu de los filósofos, no basta con que aprenda los preceptos de los mismos… el fruto de nuestro trabajo es devenir mejor y más prudente… quien desee formar a un hombre de bien, nada debe escatimarle en su juventud… no basta solo fortificar el alma, es preciso también endurecer los músculos… el silencio y la modestia son cualidades útiles en la conversación, conténtese con corregirse a si mismo y no haga a los demás reproche de lo que le disgusta… debe frecuentar los historiadores que relataron de las grandes almas en los mejores siglos”.

Una sencilla aproximación a su obra, para saborear, releer y subrayar, así como una apasionada invitación a retornar a los clásicos, “¿qué provecho no se obtendrá con la lectura de las Vidas de nuestro Plutarco?”

EL LLIBRE DEL MES DE....... MARÇ: "PONER LÍMITES" de R. J. MacKenzi

Poner límites: cómo educar a niños responsables e independientes con límites claros

Poner limites. Robert J. MacKenzie / 376 págnas / 29 euros. 

Los niños necesitan límites para poder guiarlos en su desarrollo, límites, por otro lado, que ellos reclaman poniéndonos a prueba constantemente y cerciorándose de  hasta dónde pueden llegar.  En este libro el psicopedagogo y terapeuta norteamericano Robert MacKenzie, describe técnicas y procedimientos, de eficacia contrastada, para que nuestros hijos tengan unos lindes de conducta claros, que sepan lo que se les permite hacer y lo que no, y las consecuencias que deberán asumir si deciden traspasar esa frontera. 

El autor comienza describiendo en primer lugar las estrategias más comunes entre los adultos: padres con límites blandos, que repiten muchas veces la norma pero no acaban de conseguir que sus hijos la cumplan; padres con límites autoritarios, que pegan al niño en cuanto no cumple la norma; y padres, que primero repiten la orden y la discuten con sus hijos (límite blando), para acabar finalmente pegándolos, hartos ya de tanta discusión (límite duro).

Como no dudo de que cada uno de nosotros nos hemos reconocido en una de estas actitudes o, lo que será más frecuente, en las tres, puede ser conveniente que sigamos adelante en la lectura de la obra para evitar caer en estos ineficaces y agotadores extremos. El método empieza enseñándonos a transmitir mensajes verbales claros. Así nuestra indicación debe centrarse en la conducta a corregir y no en calificar al niño, por ejemplo es más eficaz decir:”Deja de molestar a tu hermano ahora mismo”, que decir “no seas tan pesado”. Nuestros mensajes también deben ser lo más concretos posibles: “Tienes que llegar a casa a las siete” y no “intenta ser puntual” y se deben especificar las consecuencias de transgredirlos, si se cree que es necesario: “Por favor, no vayas en patinete por esa calle en cuesta. Si lo haces, no lo podrás usar durante el resto del día”

La clave del método está en respaldar nuestros mensajes claros, breves y concretos con actos, de manera que  si el niño, a pesar de nuestra advertencia, decide ir en patinete por la calle en cuesta, sin más repeticiones o advertencias se quedará sin patinete el resto del día. 

Si conseguimos hacer nuestra esta forma de educar se acabarán en nuestras familias las eternas discusiones y amenazas: “No es momento de discutir. Puedes hacer lo que te he pedido o pasarte los próximos diez minutos en tu habitación preparándote para hacerlo.” Los niños sabrán quien manda en casa y que no hay otra opción más que obedecer o prepararse para obedecer. 

El método se apoya también en la motivación y en los mensajes alentadores, “que ordenado tienes hoy tu cuarto”, “me encanta cuando me pides las cosas por favor”;  en fomentar la independencia de nuestros hijos a la hora de tomar decisiones y enseñarles las habilidades necesarias para resolver problemas.

Es de destacar un capítulo especialmente provechoso dedicado a la adolescencia y a cómo debemos ir cambiando al compás de la edad de los niños los límites impuestos, pero siempre con las ideas claras sobre  las normas que queremos que se vivan en nuestra casa. 

A pesar de ser tan didáctico el libro se lee con enorme interés, ya que está lleno de casos reales que el terapeuta  ha vivido en sus talleres educativos, mostrando de forma muy efectiva las diversas reacciones de los niños y cómo debemos actuar ante ellas. La literatura existente sobre este tema es inabarcable, pero nunca había leído un programa tan claro y práctico, destinado directamente a los padres y que tanto está ayudando a muchos de mis conocidos. Excelente aportación a  la tarea paterna que requiere de nosotros infinito cariño y paciencia, pero también,  aunque sea más difícil,  fortaleza e inteligencia.

dimarts, 1 de març de 2011

QUÈ FEM?. II Edició de la Festa “Uncopdemà” el 20 març al Tibidabo

Tibidabo y Fundación real dreams organizan la II Edición de la fiesta solidaria Uncopdemà.

Sube al Tibidabo el próximo 20 de marzo y descubre como puedes ayudar desde Barcelona a todos los niños del mundo.


Pero, si no podéis uniros a la fiesta “Uncopdemà”, os animamos a unir fuerzas y contribuir con la labor que realiza Fundación Ecom, Fundación Adana, Acción contra el hambre, Fundació Jubert Figueres, Fundació Joan Salvador Gavina, Fundació Contes ple món, Fundeso, Fundació El somni dels nens y Fundación real dreams, para que todos los niños y niñas puedan tener las mismas oportunidades.

Todos los fondos recaudados se repartirán entre todas las entidades participantes en la fiesta.

Dóna el teu cop de mà!!

JORNADA, "L'ADOLESCENT I EL SEU ENTORN EN EL SEGLE XXI. INSTANTÀNIA D'UNA DÈCADA"

 DATA I LLOC DE LA JORNADA         
3 de març de 2011De 19:00h a 20:30
Auditori Edifici DocentHospital Sant Joan de DéuSanta Rosa 39-57Esplugues del Llobregat(pàrquing al mateix edifici)





AGENDA 
19:00h
Presentació del cinquè quadern FAROS sobre l’adolescència. 
Dr. Jaume Pérez Payarols. Director d’Innovació i Recerca de l’Hospital Sant Joan de Déu. 

19:10h
Introducció del quadern: “L’adolescent i el seu entorn en el segle XXI. Instantània d’una dècada”. 
Dr. Santiago García-Tornel. Professor associat de la Universitat de Barcelona i Cap clínic del Servei de Pediatria de l’Hospital Sant Joan de Déu.

19:30h
Presentació dels capítols del cinquè quadern FAROS:
La demografia de l’adolescent i les seves posibles conseqüències. Pau Miret. Investigador del Centre d’Estudis Demogràfics (Universitat Autònoma de Barcelona).
Canvis en l’estructura familiar.  Lluís Flaquer. Catedràtic de sociologia de la Universitat Autònoma de Barcelona. 
Ser jove, divertir-se i créixer, però amb una malaltia crónica. Kristina Berg-Kelly.
Canvis tecnològics i mèdia en l’adolescència. Genís RocaSoci-director de RocaSalvatella.
Estils de vida i valors a propugnar en l’adolescència d’avuiJavier Elzo. Catedràtic especialitzat en sociologia i graduat de la Universitat de Deusto i investigador social. (Bilbao) 
La sexualitat en l’adolescent a Espanya comparada amb altres Estats europeus. Josep Maria Lailla. Catedràtic d’Obstetrícia i Ginecologia de la Universitat de Barcelona, Cap de Servei d’Obstetricia i Ginecologia de l’Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.  
  
20:30h
Còctel

LA EDUCACION DE LOS HIJOS

<
LA EDUCACION DE LOS HIJOS
Javier Ezo, catedrático de sociología de la Univ de Deusto

1.       Un grave error es educarlos en exceso, mimarlos, no decir que no, adular en exceso a los hijos. Y los profesores no deben tener miedo de los alumnos. Todo esto supone el final de la pedagogía y el inicio de la tiranía.

2.       Hoy en día a los jóvenes se les identifica con la juerga, las drogas, todo lo negativo, con la ausencia de valores.  El joven tiene un elemento referencial negativo de manera que si no hace todo lo que la sociedad dice que hacen los jóvenes es un tipo raro.

3.       Hay que conocer a los jóvenes: el joven es como es según el contexto en el que nace, hay que contextualizar al joven. Nuestra sociedad es muy compleja, no se puede generalizar sobre la juventud, hay muchos tipos de jóvenes. Para orientarse en su vida los jóvenes se nutren de la familia, los amigos, la escuela, el ambiente de la calle, los medios de comunicación, internet y con todo ello construyen su idea de la realidad.

4.       Los referentes religiosos son muy minoritarios, su incidencia es mínima, los referentes políticos están desprestigiados y el referente social está hipócritamente tratado (todos estamos de acuerdo en que haya centros de ayuda a drogadictos, comedores sociales, penitenciarías, centros de acogida, pero siempre y cuando estén lejos de mí, que yo no los vea). Para la sociedad actual son importantes el bienestar, la promoción personal, la obtención de dinero (el auténtico dios de la sociedad actual). Así pues, el joven se inserta en una sociedad en la que los objetivos globales han desaparecido y solamente hay valores individuales: cada uno para sí mismo.

5.       La mayor parte de las familias tienen uno o dos hijos, la adolescencia empieza cada vez antes y termina cada vez más tarde, gran parte de la tarea de los padres la hacen los abuelos. Ya se ven casos de pre adolescencia entre los 8 a 10 años; los niños se auto socializan a través de internet, los padres no están en casa, en las escuelas conviven niños de muy diferentes razas y culturas.

6.       Otro fenómeno muy grave es la banalización del cannabis, la presencia muy fuerte del alcohol, las drogas y la diversión nocturna. 

7.       Todo esto crea una juventud que vive en el presente, que tiene gran dificultad de situarse en el futuro, que no tiene ni ve proyectos colectivos, que no tiene referentes ni sentido en su vida.

8.       Hay una demanda soterrada de referentes, la juventud está pidiendo a gritos que les ayudemos a orientarse, se dicen libres pero los jóvenes están atados a los amigos, a la moda (muchísimo), a la calle, a ciertos deportes (el fútbol es una obsesión), a la comunicación virtual, y son tolerantes, más que solidarios, pero es una tolerancia que ralla en la indiferencia, están atrapados en la sociedad del consumo. No conocen la moderación.

9.       Los valores positivos de los jóvenes: la lealtad, la transparencia, la nobleza y el rechazo de la mentira.

10.   VALORES A TRANSMITIR: la espiritualidad, el silencio, la sabiduría frente al tecnicismo, distinguir al individuo de la persona. Y son muy importantes los valores instrumentales: constancia, trabajo, disciplina, abnegación, orden, separar el tiempo de diversión del tiempo de trabajo. Es muy importante transmitir valores para que la persona dé lo mejor de sí misma. Hay que dar formación en la dimensión espiritual de la persona, que es uno de los temas más desasistidos y también de los más complicados. El país se empobrece si no hay personas espiritualmente ricas (desde universidades prestigiosas se habla ya de inteligencia espiritual).

CHARLA: EDUCAR ES ENSEÑAR A QUERER, de Jose Mª Contreras.


"Educar es enseñar a querer"
José María Contreras es biólogo, aunque ha dedicado su vida a las relaciones humanas, especialmente en el campo de la formación de directivos. En la actualidad es Director de Formación y Desarrollo en una multinacional farmacéutica. Está casado y tiene tres hijos. Ha impartido cientos de conferencias sobre el hombre y sus relaciones con los demás, tanto dentro como fuera de España y es autor de varios libros.

Carena, 7.05.08


Educar no es instruir, sino que el niño sepa lo que está bien y lo que está mal, que se quede contento cuando haga las cosas bien y descontento cuando las haga mal. Uno puede querer mucho pero no por eso saber educar. Hay que aprender a educar y hay que darle la misma importancia que a otra formación que tengamos. Educar es enseñar a querer a una persona y uno no puede renunciar a sus deberes ni a los derechos de otro. Todo niño tiene derecho a ser educado. De un día para otro uno es consciente de que no se domina al niño, así que es mejor formarse lo antes posible. ¿Cuál es la principal vía de conocimiento de una persona?: viendo querer, es muy importante que el niño vea que sus padres se quieren.

Si creemos que las cosas son imposibles no actuamos, el padre y madre siempre son una referencia para los hijos, el decir imposible es dimitir. Antes, el que no era educado como la sociedad era normativa pues iba tirando pero ahora no (no hay reglas sobre lo que está bien y los que está mal) hay que tener mucho cuidado con lo que uno dice. El chaval que es educado es educado y el chico tibio también sale golfo y eso afecta bastante a su felicidad y a la nuestra. Si el niño sale rana es porque no le han educado bien, aunque lo parezca, tiene concepto equivocado de lo que es la libertad humana, no ha sabido transmitir el orgullo de ser cristiano. ¿Papa que haces?: estoy rezando, que lo vean los niños. Los niños quieren a sus padres y todo lo que hacen sus padres está bien. Meter a los niños el orgullo de ir contra corriente, somos cristianos y lo que hacen los vecinos no es norma de conducta.

Hay que planificar los valores en que quiero educar a mis hijos y lo que tenemos que hacer los padres para eso. No hacer preguntas cerradas a los hijos porque sobre todo si son pequeños tenderán a no decirlo todo, hay que fomentar la comunicación. Todo lo que los padres pensamos de nuestros hijos es el concepto que ellos tienen de sí mismos. Tenemos que mejorar el concepto que tenemos de nuestros hijos. La organización es el manejo de la autoridad de los padres. Mandar dentro de ámbito. No pasar por la casa dando instrucciones una detrás de otra. A veces se dicen las cosas en función del estado de ánimo que uno tiene y en esos casos hay que aprender a callar, hay que aprender a decir las cosas. Negociar con mis hijos, eso es educar, hay que pasarse todo el día hablando con el hijo, negociando y así el chaval si ve que trabajas el tema, se da cuenta de que sus padres le quieren, y piensa que puede ser educado. Una persona exigida es una persona valorada. En la familia te quieren por lo que eres y en la empresa por lo que vales. Lo peor que podemos hacer con los hijos es no exigirles, en la actualidad hay muchos hijos que no se les exige. Ahora mandan los hijos, filiarcado. Hay que mandar, poner normas y exigirlas.

Otro punto importante es la coherencia y la exigencia: vivir los valores. Yo qué valores tengo y ¿lo saben mis hijos? Yo para qué vivo, qué es lo que mueve mi vida, de qué se habla en casa, de lo que interesa (dinero, comida, tv, política...) poner verde a alguien es altamente deseducativo, la puerta de entrada a toda educación es la sobriedad, el no consumismo, y el consumismo de una persona se nota por sus quejas. El verdadero peligro está en casa, los hijos nos tienen que ver practicar los valores en los que los queremos educar, no hay que vender imagen al niño, los valores en los momentos difíciles de la vida son muy educativos.

¿Qué estamos haciendo con nuestros hijos?: si les preguntamos por la escala de valores, qué lugar crees que ocupas en su vida, el inglés no es lo mas importante de la vida, no hay que arriesgar justo en las edades peligrosas, hay que asegurarse mucho sobre el viaje y si no, que no vaya, no pasa nada. Educación en la fe: importante que los niños tengan en unos valores, hay que saber para qué se vive, hay que tener razones para hacer las cosas. Sólo no se puede educar, hay que ayudarse, los niños deben estar convencidos de que lo primero es Dios, segundo el cariño entre los padres. No se puede decir quiere con cuidado, que es lo que les decimos a los niños a la hora de querer a Dios, y en la adolescencia huyen.
El consumismo hace ateos, los cristianos tenemos que formarnos en aprender a vivir la pobreza cristiana incluso teniendo abundancia de bienes, y para eso lo ideal es no quejarse. Sobriedad, utilizamos los bienes pero no son nuestros. La coca cola se bebe cuando hay algo que celebrar, sino agua que es lo que quita la sed.

Hay que tratar con extrema delicadeza los temas relacionados con la sexualidad siempre con la palabra amor al lado. Los niños tienen que percibir que es un tema serio, no se puede vanalizar.

Hay que enseñar a querer queriendo, que los niños nos vean pedir perdón con frecuencia porque significa que estamos luchando por querer. El perdón forma una parte muy importante del cariño. La formación es lo que nos da la seguridad de que una vez que nos venimos abajo nos vamos a recuperar. En la actualidad desgraciadamente la gente que se casa no sabe querer.

Todo lo que pueda hacer un niño no lo deben hacen los padres, la chica debe ayudar a los padres pero no deseducar a los niños.

Lo educativo es reconocer los errores y saber pedir perdón y como hoy en día eso no lo hace nadie, el que lo haga es un líder. Hay que buscar sitios alternativos donde pueda hacer cosas y existir (como los clubs).

Uno no es amigo de los niños, es padre, no hay que olvidar que los padres siempre estamos observados, siempre somos puntos de mira y referentes.

ESTIMAR-LOS: CREURE EN ELLS

L'ART DE COMUNICAR AMB ELS NOSTRES FILLS.

Programa "Família i Escola" del Canal Terrassa Vallès XTVL
L'Art de Comunicar amb els nostres fills. Per veure el debat clica aquí.

També és molt interessant el blog del programa


"Avui parlarem de com parlem als nostres fills, de quin vocabulari fem servir, de quins tons fem servir... T’havies plantejat mai que és una tema important i que cal cuidar? És un d’aquells temes dels quals no en parlem massa sovint: el vocabulari, els tons, la manera que tenim de parlar amb els nostres fills. Sovint arribem tots a l’acord que parlar amb els fills és bo. Que val la pena dedicar-hi temps i esforços. Però... com hi parlem? Fins a quin punt és important el QUE els diem i COM ho diem? Doncs ho és molt, d’important. I avui en descobrirem les raons i sabrem com fer-ho . Descobrirem allò que en podríem dir l’art de comunicar-se amb els fills"

PREGAR PELS FILLS I AMB ELS FILLS

Lema del curs 2013-2014:

TOTS NOSALTRES FEM MARY WARD